logo


Nueva Delhi (PL) Aunque los números avalan la estrategia militar del gobierno, la violencia sectaria y terrorista en Pakistán está lejos de acabar, alimentada por la pobreza, la difusión de ideas religiosas extremistas en las escuelas y la guerra en Afganistán.

saber más

¿Quieres hacer un comentario?

*

captcha *