logo


Vivimos tiempos convulsos, con muchos conflictos y enfrentamientos personales, sociales, religiosos, políticos, estructurales.y es urgente colaborar en hacer posible una cultura que, en vez de favorecer el enfrentamiento y la crispación, haga posible un proceso de reconciliación auténtico, en justicia y perdón.

Una reconciliación que se haga verdad en nuestra persona: saber reconciliarnos con nosotros mismos, con nuestra realidad, con nuestra historia.

 

saber más

¿Quieres hacer un comentario?

*

captcha *