logo


Copia de RELIGIONES y LIBERACION

 

V. Erlijio arteko jardunaldiak 2014

El tema de este año es “ERLIJIOAK eta ASKABIDEA” ” RELIGIONES Y LIBERACIÓN, nuevos discursos y dimensiones liberadoras en las distintas confesiones”

Se trata de dar una respuesta honesta al tema de las religiones como instituciones que encadenan, intimidan y “infantilizan” a sus fieles pero que también les liberan realmente, no sólamente por sus documentos fundacionales sino también por sus prácticas.

 

Victorino Pérez Prieto

SCROLL_TEXT

Primer día, 27 de mayo

Victorino Pérez Prieto nos habla del tema de las Jornadas . Es Filósofo y Teólogo y vive en A Coruña. Después de la conferencia,  ruegos y preguntas. La jornada es moderada por Mari Sol Arroyo.

DSC_0014

 Victorino Pérez Prieto y Mari Sol Arroyo

Empieza la conferencia dando las gracias y recordando lo que se le pedía, “un repaso objetivo a las cuatro grandes religiones, viendo lo que en ellas hay de opresivo pero también de liberación, insistiendo más en las raíces realmente liberadoras de la religiones que en el pecado histórico de opresión”.
Quiero empezar precisamente reconociendo que las religiones han sido también opresoras y que gran parte de la crítica moderna y contemporánea que se les ha hecho es cierta.
Empezamos con un momento de silencio, entrando dentro de nosotros, para reconocer el daño causado y que aún en el siglo XXI se sigue matando gente por razones religiosas.
El esquema de la conferencia tiene una estructura muy sencilla.
El primer punto que quería tratar es la cuestión de la religión. Las religiones entre la opresión y la liberación, la violencia y la paz, el choque de civilizaciones y la realidad. Hay gente que piensa que las religiones se van a acabar pero yo estoy completamente convencido de que no, porque la religión está en la esencia del ser humano.
El segundo punto será desde la perspectiva más específicamente cristiana de los pobres como lugar teológico privilegiado para el encuentro con Dios y la necesidad del compromiso liberador.
El tercer punto va a ser, pobres, justicia y liberación en el hinduismo, el budismo y el islam.
El cuarto es las mujeres en las religiones, de la sumisión al empoderamiento.

Primer punto. Karl Marx junto con esos otros grandes maestros de la sospecha que están en el fundamento de la filosofía contemporánea, Freud desde distintas perspectivas y de distintas instancias profetizaron que las religiones desaparecerían en el siglo XIX, estaban convencidos de que después de la edad de la razón, de la ciencia, de la lucha por la liberación, las religiones desaparecerían en cuanto fueran superados esos ámbitos que frenaban el proceso liberador del ser humano. En realidad sería la liberación de hombres y mujeres oprimidos por una superestructura utilizada por los poderosos para tener sujetas a la inmensa masa de la gente trabajadora o la religión como obra de seres humanos inferiores en cuanto que con el advenimiento del superhombre no se necesitaría ya ningún Dios porque los propios hombres ya serían ellos mismos dioses o con esas palabras tan conocidas de Freud, la religión es una neurosis infantil de problema con el padre que desaparece con relaciones humanas y con relaciones de éstos con la naturaleza que sean razonables y transparentes. Con el advenimiento del socialismo desaparecerá el velo místico de la religión en palabras de Karl Marx, en el Capital particularmente tuvo éxito como sabéis esa conocida frase de que la religión es el opio del pueblo, pero la frase completa dice exactamente así, la miseria religiosa es la expresión de la miseria real y la protesta contra la miseria real, la religión, es el suspiro de la criatura oprimida, el alma de un mundo sin corazón, lo mismo que es el espíritu de las situaciones desprovistas de espíritu, es el opio del pueblo. En su crítica de la religión como superestructura opresora de la sociedad, a pesar de su grado de lucidez en el análisis, Marx no es justo y no es justo por lo de siempre, por la generalización, en primer lugar no hay una religión sino que hay muchas religiones pero incluso dentro de la que él conocía más, que era el cristianismo, aunque él era de origen judío, este juicio era profundamente injusto y tendría que admitir hoy que en la religión se advierten dos vertientes, una ideológica que ha servido de base para que las clases dominantes desdibujen el cristianismo primigenio y otra positiva liberadora representada por la presencia del cristianismo moderno en teorías y prácticas progresistas en las luchas contra la opresión, en la defensa de los derechos humanos. En realidad la religión ha sido fuente de utopía y de liberación y en la modernidad muchos cristianos han pagado con su vida. A pesar de que nos ayudaron a descubrir nuestras mentiras estos maestros de la sospecha, como profetas han fracasado completamente, porque la religión no sólo no ha desaparecido a pesar de las turbulencias del siglo XX, sino que en el siglo XXI sigue bien y es fuerte el sentimiento religioso espiritual y la búsqueda de la trascendencia.
En el actual contexto resulta tentador centrarse en la forma en que la religión es usada para legitimar los más horrendos crímenes y quizá sentirse tentado a recordar aquellos pensadores de la ilustración que concebían cualquier religión como algo perjudicial y Peter Berger, uno de los teólogos más importantes del siglo XX dice que la religión constituye parte de las vidas cotidianas de millones de personas corrientes totalmente distanciados de los actos violentos.
Jesús dice muchas veces que es más importante la persona que las leyes, aunque las leyes hagan buenos servicios. Las religiones han estado y están cargadas de elementos liberadores, pacificadores, que están en las bases fundacionales de las grandes religiones monoteístas. Las religiones aparecen en la historia como instrumentos de salvación pero pueden provocar terribles desdichas si no se entienden bien. Paul Ricoeur, uno de los más grandes filósofos del siglo XX, decía que aquello que generalmente se llama religión tiene sobre todo que ver con su esencia que es la bondad. Y la fuente de la injusticia y la violencia religiosa y también de la violencia política, la violencia ideológica o la violencia deportiva no es otra que la intolerancia.
Las tesis de Samuel Huntington del choque de civilizaciones que dice que se producirán en el siglo XXI es el choque de las guerras que ya no van a ser ni por razones ideológicas ni por razones políticas sino por enfrentamientos entre identidades, diferencias identificadas entre los pueblos y las culturas y lo que es más grave entre las religiones. A veces las noticias parecen confirmar hoy este triste panorama, hay hermanos que siguen quemando a otros hermanos y hermanas igual que la inquisición por razones religiosas. Lo que resulta particularmente triste es que los enfrentamientos se producen sobre todo entre las dos grandes religiones que dicen adorar al mismo Dios y evidentemente es el mismo Dios como dijo el papa Francisco, no existe un Dios católico.
Conviene decir que el monoteísmo más peligroso no es ni el cristianismo ni el musulmán sino que el monoteísmo más peligroso es el del mercado, que mata a miles de personas cada día.
Puesto que la fuente de la violencia entre las religiones y en toda la actualidad es siempre la intolerancia, el único antídoto frente a esa violencia es el encuentro. Esto significa que yo tengo parte de la verdad y tú tienes parte de la verdad y sólo caminando juntos podemos llegar a la verdad.

Segundo punto. Los pobres, un lugar teológico privilegiado para el encuentro con Dios, en la teología de la liberación. Desde sus comienzos con Gustavo Gutiérrez
los teólogos de la liberación nos han ayudado a descubrir algo que resulta claro, si es posible realmente hablar de Dios sin tener en cuenta al ser humano. Ser humano es el que conoce a Dios y hemos descubierto con la teología de la liberación que no se puede descubrir la verdad y la justicia de Dios sin tenerlo en cuenta. El olvido de los pobres es una de las realidades más graves de la teología particularmente en los últimos siglos
Muchas veces e incluso en la modernidad no se ha sabido vincular este olvido de los pobres al olvido del diálogo entre los primeros teólogos de la liberación. En un primer momento no lo han tenido en cuenta y resulta particularmente grave porque la mayoría de los pobres no son de la religión que hacía la teología de liberación, de la religión cristiana, la inmensa mayoría de los pobres son de otra religión. Hoy la teología de la liberación es profundamente interreligiosa, la asociación de teólogos del tercer mundo saben que no se puede hacer una auténtica teología de liberación sin hacer una auténtica teología religiosa y no sólo se han encontrado teóricamente sino que ya han tenido sus simposios. Hoy la mejor teología de la liberación no se hace solo en Sudamérica sino que se hace también en Asia. En esa relación con los otros que no forman parte de mi tradición cristiana es la que está revitalizando realmente la teología, entonces optar por el pluralismo es una esperanza de los pobres.

Tercer punto. Pobres, justicia y liberación.
El cristianismo es una religión de liberación en su entraña y en su realización, no sólo en su base, su fundamento, sino en su realización. La historia cristiana está cargada de procesos de liberación y personas comprometidas con esa liberación aunque fuera muchas veces comercio, fuente de opresión como ideología dominante. En realidad desde su raíz bíblica tiene que ver con el Dios que escucha el clamor de los pobres, de los oprimidos y se compromete en esa liberación el Dios cristiano particularmente tiene su manifestación en el Jesucristo liberador que ha venido para anunciar la buena noticia a los pobres y libertad a los oprimidos y que ha sellado con su sangre este compromiso. Pues si la fe cristiana tiene mucho que ver con la pobreza y la riqueza esta realidad está también muy presente en las otras religiones.

El hinduismo, la religión más antigua, tiene en su entraña que ver fundamentalmente con la liberación. La razón de ser del hinduismo es la liberación y no sólo la liberación individual sino la liberación también universal y cósmica. El primer miembro del cuerpo del yoga es la ascensión es decir el autocontrol porque si uno no es dueño de sí mismo no es posible alcanzar la justicia y las cinco extensiones la primera es la más conocida, la no violencia, la inocencia no hacer daño a nadie, la segunda extensión las acciones y la verdad, la tercera, no robar y no envidiar, la cuarta marcaría la castidad, tener una vida sexual sana y la última la quinta es la no posesión, el no deseo.
La observancia en la pureza, la limpieza. La observancia en el sosiego. La observancia de la austeridad, de la meditación.
Las posturas corporales que ayudan a conseguir este autocontrol para caminar en la verdad, el ritmo respiratorio, el recogimiento hacia sí mismo, liberar los sentidos, la atención, la concentración de la mente, la meditación, la contemplación. El concepto occidental de justicia estaría en los conceptos hindúes de dar mas equilibrio al mundo, es el fruto de nuestros actos para bien o para mal, el que hace el mal está destruyendo este equilibrio. Es imposible mantener este equilibrio si no hay justicia.

El budismo. Es algo muy amplio tiene más años que el cristianismo, tiene más historia. El zen, que como manifiestan varios cristianos y maestros apunta directamente al centro del ser humano y enseña a tener en cuenta la naturaleza esencial de sí mismo, de todo, para irse transformando en una persona despierta. Caer en la cuenta de la naturaleza esencial tiene que ver con la búsqueda de lo esencial. El budismo como todo el pensamiento oriental trató de superar el dualismo característico de occidente, que mata muchas veces la esencia religiosa, ese dualismo que lleva una constante ambivalencia en sus pensamientos y acciones.
Hay un claro encuentro entre el cristianismo y el budismo entre la misericordia y la compasión. Un concepto esencial del budismo es la compasión y yo estoy convencido de que la esencia del cristianismo es exactamente la compasión, esta palabra tan mal utilizada actualmente sobre todo en occidente y que es la esencia de la identidad de Jesús. La compasión significa que tu sufrimiento es mi sufrimiento y entro de tal manera en tu realidad que se me revuelven las tripas. Tu sufrimiento no me deja indiferente me revuelve de tal manera por dentro que tengo que entrar en tu sufrimiento para solucionarlo en la medida que pueda y si no sufrir contigo y esto lejos de ser algo inútil creo que es la esencia del cristianismo. El budismo lo que busca es a través de un proceso llegar al nirvana, a la liberación y aquel que ha llegado se convierte y en lugar de quedarse en esa realidad vuelve con sus hermanos para ayudarles a ellos en esa realización.

El islam. Es como las demás una religión de liberación. Sin duda la esencia de estas liberaciones es una forma de vivir basada en la capacidad de conocer lo sagrado. La esencia del islam es una forma de vivir basada en conocer lo sagrado, porque sólo si conozco lo sagrado conozco la verdad y puedo caminar en la verdad, en la justicia y transformar el mundo.
Ocultar lo sagrado me lleva a la perdición porque es mi destrucción, hablar es conocerme a mí, conocer la verdad, es transparentar lo sagrado. Lo que hicieron los cristianos con la inquisición y demás hoy lo realizan ciertos tipos del fundamentalismo, sin embargo el islam tiene en el Corán una exigencia de honestidad, de equidad, de justicia, de defensa de los débiles, de liberación. Hoy en la teología islámica hay una teología de la liberación desconocida para los cristianos pero que existe y hay personas que la están elaborando, que la están reflexionando. Existe incluso un feminismo que tiene base en el mismo Corán.
Uno de los pilares del islam es la limosna que expresa magníficamente esta exigencia de compromiso con los pobres, con los que menos pueden en mi sociedad. Tu dinero, nuestro dinero, dice el Corán es algo que Dios ha prestado y esto lo ha prestado para compartirlo con quien no lo tiene, con quién no le va tan bien. La limosna está entre los pilares fundamentales del islam como algo obligatorio, es el compartir de lo que tú has recibido, son los derechos que tiene la comunidad sobre los bienes de cada uno. Cuando cristianos y musulmanes se implican juntos por la justicia, la relación entre ellos adquiere densidad que permite un intercambio verdadero y un cuestionamiento recíproco. Los sufíes destacan que en la plenitud humana del hombre y la mujer hay un chispazo divino que nos ha divinizado y ese chispazo divino es el que nos hace libres y que nos lleva a encontrarnos con el otro.

Cuarto punto. De la mujer en las religiones, entre otras cosas, es denunciar la poca presencia de la mujer en el diálogo interreligioso. Las teólogas se han dedicado sobre todo a los trabajos bíblicos y han entrado menos en la teología y muy poco en el diálogo interreligioso. El diálogo interreligioso y el compromiso de liberación crecerán de manera exponencial en la medida en que las mujeres se vayan integrando en él. Uno de los mayores desafíos sin duda hoy para el cristianismo es el feminismo, es decir reconocer lo que la mujer ha estado aportando a lo largo de la historia y sigue aportando hoy y saber que las que más practican todas las religiones son mujeres. Las mujeres parten de sus experiencias de sufrimiento y de lucha de los antepasados que trabajaron por avanzar, reescribir la historia nos ayuda a reinterpretar los textos sagrados esos textos sagrados escritos mayormente por hombres y lo que es peor reinterpretados por hombres y por tanto desde una perspectiva parcial. Afortunadamente las mujeres van pasando de esa invisibilidad al empoderamiento y esta realidad no es un problema solamente del cristianismo.
Teólogas feministas musulmanas, especialistas en hermenéutica coránica tanto o más que los varones, están reivindicando esa realidad y buscando esa dimensión de la mujer, esa igualdad desde el Corán.

SCROLL_TEXT

Segundo día, 28 de mayo

Una tertulia sobre el mismo tema pero esta vez desde varios puntos de vista, dependiendo de cada una de  las religiones presentes: Maya Amrane (Islam), Lidia Rodriguez (Comunidad Evangélica Bautista), Nekane Adrien (Cristianismo)  y Manu Guillán (Religiones orientales). Esta tertulia tuvo como moderadora a María Guijarro.

SONY DSC

Lidia Rodriguez, Manu Guillán, Mª Guijarro, Maya Amrane,   Nekane Adrién.

SONY DSC

Aspecto de la sala durante la Tertulia del segundo día de las Jornadas

 

Después de la presentación del evento del día y de la apertura por
La moderadora María Guijarro presenta a los participantes que son cuatro:
Nekane Adrien representando a los católicos, (C)
Maya Amrane, islamista, (I)
Manu Guillán, taoísta y (T)
Lidia Rodriguez protestante. (P)
Primera pregunta: Resumir los principales elementos liberadores de cada religión.
P. Creo que todos los cristianos coincidimos. Hay dos elementos con efectos sociopolíticos. La imagen de Dios que reivindica la dignidad del ser humano sin distinción de género y la centralidad de la conciencia. Lutero dice estar sometido a su conciencia…
T. Un sabio indio dice “toda la dicha que hay en este mundo proviene de desear que los demás sean felices”
I. Tienen que ver con la relación directa con Dios, sin intermediarios y según su propia conciencia. Tener distancia de las cosas, relativizar.
C. Saber que el Dios en el que creo se ha revelado y se ha expresado en un amor incondicional y su modo en el misterio de la encarnación lo que implica la solidaridad con los pobres. Y otro elemento el tener la posibilidad de vivir una relación personal y afectiva con Jesús que experimento como vivo y resucitado.
Segunda pregunta: Lo que obstaculiza
C. La imagen de un Dios juez, castigador. Que la centralidad de la comunidad de Jesús se haya convertido en estructura jerárquica, magisterial y rígida y que la relación de igualdad de Jesús con las mujeres se haya oscurecido tanto y más teniendo en cuenta los derechos humanos.
I. Se ha entendido mal el tema de la conciencia individual y algunos se erigen en jueces que controlan y se hacen conciencia de los demás.
T. Toda la dicha que hay en este mundo proviene de desear que los demás sean felices y todo el sufrimiento que hay en este mundo proviene de desear ser feliz yo, puesto que la vida del karma es inevitable e infalible cada vez que perjudicamos a otros nos perjudicamos directamente a nosotros mismos y cada vez que proporcionamos felicidad a otros nos proporcionamos a nosotros mismos felicidad futura.
P. El auge de los fundamentalismos que es transversal y afecta a todas las creencias. Afectan a la estigmatización del otro, vivir en una sociedad dividida entre nosotros y ellos, percibido como amenaza y en la cuestión del género. La figura de la mediación puede ser muy peligrosa.
T. Lee el cuento del loro para hacer ver que el problema no está fuera sino dentro de uno mismo, de su conciencia, de los actos. Cada uno se construye su propia cárcel de la que se tiene que ir liberando.
Tercera pregunta: ¿Qué les llama la atención de las otras creencias o que envidian?
C. De los protestantes el que por ejemplo Lidia sea presbítero que lo considero un lujo. Del budismo el zen que como cristiana me ha ayudado mucho.
I. Tenemos muchos elementos comunes. Echo de menos el meditar y la música como forma de expresión y espiritualidad.
T. Todas las filosofías son válidas, es el individuo el que crea su propia cárcel dentro de su conciencia.
P. Importancia de la relación directa con lo trascendente. En el ambiente de oriente el elemento de la carencia está más presente, la nostalgia del Absoluto, el elemento de la búsqueda.
I. Sobre el trabajo interior hay un término en el islam que desgraciadamente se entiende como guerra santa y que en realidad es el esfuerzo, y hay dos tipos de esfuerzo, el que hace una persona por salvar su vida que es el de menor importancia y el otro que es el esforzarse por hacer el trabajo interior, por ser profundo.
La moderadora anima a volver con el asunto del género.
P. Realidades diversas y no homologables El ministerio de la mujer está plenamente reconocido entre los luteranos, no tanto entre los anglicanos. Las comunidades evangélicas mucho más conservadoras, incluso fundamentalistas y sectarias y legitimando la subordinación desde textos bíblicos.
C. La fuerza intuitiva que tiene la mujer se lo pierde la Iglesia Católica.
I. Es un tema muy complejo. Al principio el islamismo fue una revolución para las mujeres pero luego se perdió a lo largo del tiempo pero existen grupos para reivindicar este espiritu.
T. Tanto desde el budismo como desde otras religiones orientales este tema de género desaparece al vivirlo y descubrirlo cada uno según su conciencia.
C. Creo que en las religiones orientales hay de todo, en la teoría si pero no tanto en la práctica.
T. Lee el cuento de los dos lobos. Uno malvado y otro bueno. ¿Que lobo gana?. El que tú alimentes.
Cuarta pregunta: ¿La jerarquía como obstáculo o liberador? Y el papel del laicado.
C. Pagola dice que se ha perdido la frescura del evangelio y propone grupos que se interesen por la figura de Jesús. Desde ahí se puede socavar un poco.
I. En el islam, en teoría, no debería haber jerarquía. Esta ha surgido como poder político.
P. Es muy diverso. Hay dos familias: los de la reforma magisterial, los luteranos, los calvinistas los reformados, que tienen estructura pero la mayor parte del mundo protestante no, son las de la segunda reforma por ejemplo los cuáqueros son mucho más abiertos y los pentecostales, en teoría, deberían ser los más democráticos.
T. No hay jerarquías. Cada uno se busca un maestro y si ya no le sirve se busca otro. La práctica de la ley de causa y efecto es la clave para todo desarrollo de las cualidades del camino a la liberación y la iluminación.
Quinta pregunta: La relación entre el poder político y la religión
C. Ha habido un mimetismo y con las circunstancias históricas la Iglesia católica se ha apropiado todo un conjunto de estructuras y nos ha hecho mucho daño.
P. Muy variado. No es lo mismo hablar de EE.UU donde se construyen auténticos lobbies de poder que influyen en el gobierno a movimientos evangélicos contraculturales que han luchado por los derechos de las minorías.
T. Como ejemplo el problema tibetano. El tao se desarrolla mas fuera de las fronteras de China.
Sexta pregunta:¿ La imagen que se tiene de cada religión es justa o no?
C. Imagen denigrante que igual nos la hemos merecido pero que requiere ahora ser muy valiente para manifestarse como creyente.
P. Sigue habiendo muchos tópicos y prejuicios porque somos poco conocidos y lo importante es vivir jornadas de puertas abiertas para conocernos.
T. Practico el universalismo espiritual, todas las tradiciones, todo aquello que va con los que abren el corazón y los que lo cierran, el materialismo es el enemigo principal.
I. Todos sabemos la imagen que tiene el Islam. No hay que tener miedo de acercarse a nosotros. Es importante informarse bien, por ejemplo hay un buen libro “El Islam no es lo que se cree”.
Séptima pregunta: Asunto de la renovación. ¿hay flexibilidad? ¿se acompasa con los tiempos?
P. Nosotros decimos que todo teólogo debe ir con el periódico en una mano y la Biblia en la otra. Las comunidades más tradicionales van envejeciendo con lo que esto implica pero surgen también movimientos de jóvenes. Está siendo importante el dialogo entre ciencia y fe, sobre todo en el tema de la bioética.
T. Creemos en el renacimiento.
I. El esfuerzo intelectual que anima a los cambios, esto lo están haciendo en gran parte los movimientos de mujeres en los que también hay hombres pero son poco visibilizados porque en occidente no interesan.
C. Desde la jerarquía se ve muy oscuro, desde la base es posible. Los jóvenes se unen por lo menos para conocer al Jesús humano, como maestro.
Octava pregunta: ¿Qué queréis lanzar, con que queréis que nos quedemos?
T. Lee un cuento. El barquero inculto. El conocimiento erudito no tiene nada que ver con la sabiduría.
P. Lo que nos libera es la defensa de la dignidad humana y la libertad de conciencia de todos los seres humanos. Una frase del judaísmo, “quien salva una sola persona salva a la humanidad entera”.
I. Me uno a lo que acaba de decir
C. La solidaridad que nos une en la praxis a todos.

 

 

 Tercer día 29 de mayo.

Dedicado a la oración interreligiosa.

SONY DSC

Un grupo de musulmanes de la cofradía Mouride de Touba (Senegal)

SONY DSC

Grupo protestante evangélico de Santutxu interpretando una canción religiosa en el día de la Oración.

Se rezó en varias lenguas: en Lingala, Wolof, Iraní, Francés

Al final un intercambio de impresiones durante el Lunch.