logo


swami

Swami Vivekananda (1863-1902) fue un místico indio, propagador de la escuela de aduaita vedānta y fundador de la Ramakrishna Mission en 1887. Aventajado discípulo del gran místico Ramakrishna durante seis años, Vivekananda viajó a Chicago en 1893 para participar del Congreso Mundial de las Religiones, donde causó una profunda impresión a toda la asamblea. Tras el Congreso se dedicó a difundir su mensaje por varias ciudades de EE. UU. y escribió algunos libros sobre el mensaje de la escuela Vedānta. 

Swami Vivekananda, cuyo nombre pre-monástico era «Narendranath Datta», fue un líder espiritual, muy conocido e influyente, de las filosofías del Vedanta y del yoga. Fue el principal discípulo de Ramakrishna Paramahamsa y fundó el Ramakrishna Math y la Misión Ramakrishna. Fue también una figura importante en la historia de los movimientos hindúes de reforma social.

Leer toda la biografía

En el libro RAJA YOGA:
«No es signo de una mente sincera y científica despreciar algo sin investigación. Los científicos superficiales, incapaces de explicar los fenómenos mentales extraordinarios, se esfuerzan en ignorar su existencia»
y en la introducción del mismo libro dice que se deben comprobar las cosas por uno mismo, y que no debe haber fe ciega: 

»Os contaré lo poco que sé, en la medida en que puedo razonarlo, pero respecto a lo que no sé, os repetiré lo que dicen los libros. Es incorrecto creer ciegamente. Se debe usar la propia razón y juicio; se debe practicar para ver si estas cosas suceden o no. El estudio de esta religión se debe abordar igual que se hace con cualquier otra ciencia». “¡Ojalá que aquel que es el Brahman de los hindúes, el Ahura Mazda de los seguidores de la religión de Zoroastro, el Buda para los budistas, el Jehová de los judíos, el Padre celestial de los cristianos, os concedda la fuerza para realizar vuestra noble idea»

“»El cristiano no tiene que hacerse hindú o budista, ni un hindú o un budista hacerse cristiano. Pero cada uno debe integrar el espíritu de los otros permaneciendo atento a su especificidad y desarrollándose según su ley propia de crecimiento (es decir, en el seno del ishtam)»